En este momento estás viendo Acupuntura: tratamiento Cicatriz de Cesárea

Acupuntura: tratamiento Cicatriz de Cesárea

  • Tiempo de lectura:9 minutos de lectura

Cuando más de 50% de todos los partos en Chile acaban en cesárea, es hora de buscar formas óptimas de recuperarse de esta experiencia, física y emocionalmente, por la salud de la madre, el bebé y la familia.

Para dar contexto a las cifras es importante mencionar que la Organización Mundial de la Salud recomienda que los países no superen un 10 a 15% de cesáreas del total de partos que se atienden cada año. Pues bien, la realidad chilena en 2021 cuadruplica esta recomendación. En el país, en 2021 alcanzamos una tasa promedio de 59% de cesáreas: 49% en el sistema público, y 73% en el privado [FUENTE: Ovo-Chile].

No olvidemos que un parto por cesárea quirúrgica salva vidas, y muchas veces tenemos que ir por ese camino y aceptarlo. Pero no podemos dejar de cuestionarnos qué podríamos hacer más para apoyar a las madres y disminuir estas alarmantes cifras.

La Medicina Tradicional Oriental puede ayudarte de muchas maneras a evitar un parto por cesárea.

Pero lo que me gustaría hablar en este post es acerca de cómo tratar una cicatriz de cesárea, evitando los efectos secundarios de esta intervención quirúrgica profunda.

¿Cómo puede ayudarte la acupuntura a tratar la cicatriz de la cesárea?

El estancamiento del Qi es un diagnóstico médico chino común durante el tratamiento de acupuntura. El estancamiento puede deberse a traumatismos, estrés y cirugía. Si se imagina un río que fluye con una gran roca en medio, que hace que el agua se desvíe, esto es lo que le ocurre a nuestro qi cuando hay un bloqueo del flujo. La solución para el alivio a largo plazo es trabajar para descomponer esta roca, lenta y constantemente, mientras se mira hacia arriba y hacia abajo para evitar que se acumulen más escombros. Estos ríos de qi se extienden por todo el cuerpo a lo largo de unas líneas llamadas meridianos. Hay 12 meridianos regulares en el cuerpo, aunque el qi puede bloquearse en cualquier parte del cuerpo. Cada uno de estos meridianos hace fluir el qi por el cuerpo y lo conecta con los órganos internos, proporcionándole función y salud.

Un concepto milenario llamado Qi se traduce vagamente como «energía» y se mueve y fluye por todo nuestro cuerpo. Una intervención quirúrgica de cualquier tipo afectará al flujo de Qi. El bloqueo de Qi se siente a menudo como entumecimiento, hormigueo y/o dolor y a menudo es la respuesta a las sensaciones inexplicables en nuestros cuerpos que la medicina occidental moderna reporta como normales.

Entonces, ¿qué sucede con nuestro flujo de qi durante y después del parto por cesárea?

El abdomen incluye los sistemas de meridianos del bazo, el estómago, el riñón y el vaso de la concepción (Ren). La moderna incisión horizontal en forma de «bikini» para una cesárea atraviesa al menos los canales del vaso de la concepción, el riñón y el estómago, y puede incluir también el bazo. Se trata de un número considerable de meridianos, teniendo en cuenta que la incisión puede ser de tan sólo 15 centímetros. El entumecimiento que suele acompañar a la recuperación y que puede durar toda la vida puede explicarse porque el flujo de qi no se recupera correctamente en uno o varios de estos meridianos. El dolor en la zona quirúrgica debe ser evaluado por un cirujano después de la cesárea. Si el cirujano informa de que todo está bien, podemos evaluar la salud del qi. También examinamos el flujo del qi en el abdomen cuando una mujer tiene problemas de fertilidad. Optimizar el flujo del qi es esencial para la concepción.

Una sesión de acupuntura después de un parto por cesárea puede tener lugar cuándo la mujer se sienta lo suficientemente cómoda para llegar a la consulta y recibir un tratamiento, pero normalmente a partir de las 6 semanas pos parto. Incluso, las mujeres siguen resolviendo el entumecimiento de la zona quirúrgica con acupuntura muchos años después del parto.

La Cicatriz

Cuando la cicatriz empieza a cicatrizar y se retiran los puntos, se crean fibras de colágeno en el lugar de la herida. Esto da lugar a la formación de adherencias, que al principio son importantes para unir la herida, pero como estas fibras de colágeno son menos elásticas que el tejido que había antes, pueden causar problemas a largo plazo. La cicatriz tarda entre 9 meses y un año en completar el proceso de cicatrización y, durante este tiempo, las fibras que se han producido pierden parte de su elasticidad. Esto puede hacer que, con el tiempo, la cicatriz parezca más tirante.

El tratamiento de acupuntura requiere pequeñas agujas de acero inoxidable tanto en la zona quirúrgica como a lo largo de los meridianos. En la zona quirúrgica se utilizan las agujas para romper las fibras de tejido cicatricial que se han formado para curar la herida de la cirugía. Las agujas también ayudan a estimular el suministro de sangre a la zona y ayudan a liberar las zonas de líquido atrapado. También se puede utilizar la moxibustión, que proporciona calor mediante la quema de la hierba artemisa para acelerar la cicatrización. La cantidad de tratamientos necesarios varía en función de la gravedad de la incisión y de la capacidad de la paciente para descansar y curarse.

La cicatriz real y el tejido cicatricial circundante está mucho más extendido que la cicatriz que se ve en la superficie de la piel. Las restricciones en la cicatriz (adherencias) pueden causar mucho dolor, restricción de movimientos, problemas digestivos y problemas con futuros embarazos.

El Emocional

La acupuntura también es útil para el componente emocional de la recuperación tras un parto por cesárea. Muchas mujeres quieren evitar intervenciones quirúrgicas en el parto. Tanto si la intervención se planificó antes del parto como si se produjo después de días de trabajo de parto, las mujeres pueden experimentar una serie de emociones profundas después de una cesárea.

A lo largo de la línea media de la parte frontal del cuerpo se encuentra un meridiano llamado vaso de la concepción. Su meridiano asociado recorre la columna vertebral y se denomina vaso Governador. Se dice que el vaso de la concepción se origina en el útero de la mujer. Según Li Shi-Zhen, «el vaso de la concepción y el vaso gobernador son como la medianoche y el mediodía, son el eje polar del cuerpo… hay una fuente y dos ramas, una va a la parte delantera y la otra a la trasera del cuerpo… Cuando intentamos dividirlos, vemos que el yin y el yang son inseparables. Cuando intentamos verlos como uno, vemos que es un todo indivisible».

Cuando consideramos una intervención quirúrgica en el útero, que divide estos vasos esenciales, tiene sentido por qué las mujeres pueden sentirse «no completas» después. Mientras que la terapia de conversación puede ser esencial y la medicación necesaria para algunas mujeres, la acupuntura puede ser un complemento vital para la curación de la respuesta emocional después del parto por cesárea. Trabajamos para recuperar el equilibrio de estos meridianos esenciales, y ayudar a la madre, y la familia, a sentirse completa de nuevo.

Contactame para una sesión de evaluación y tratamiento de tu cicatriz de cesárea.

Whatsapp (+56931854248)

Maria do Rosário Pereira

Médica de Medicina Oriental y Acupuntura Japonesa

Deja una respuesta